Un alcalde peruano se mete en un ataúd para hacerse el muerto y que no le multen

Un alcalde peruano se mete en un ataúd para hacerse el muerto y que no le multen

Jaime Rolando Urbina Torres es el alcalde del pequeño distrito de Tantará, en la región de Huancavelica, en Perú. Pese a que en su país hay un toque d

Más de 24 mil familias afectadas, 7 mil albergados, siete desaparecidos y 16 fallecidos por las lluvias en El Salvador.
«Dreamers» exigirán en Washington el reestablecimiento del «Advance Parole»
El Salvador: lucha de poder entre Bukele y maras

Jaime Rolando Urbina Torres es el alcalde del pequeño distrito de Tantará, en la región de Huancavelica, en Perú. Pese a que en su país hay un toque de queda que limita la movilidad de sus ciudadanos, el político decidió salir a pasear el lunes y se quedó tomando unas copas con algunos amigos. Sin embargo, la policía le sorprendió y él reaccionó de manera increíble.

Según publica la revista Lima Gris, el regidor municipal se metió en un ataúd sin tapa y se hizo el muerto para no ser detenido por agentes de la Policía Nacional. Sus amigos le imitaron y todos se introdujeron en diversos féretros, pero no fue suficiente para despistar a los agentes, que los descubrieron a todos y se los llevaron detenidos a dependencias policiales.

Según diversas fuentes, Urbina Torres se encontraba ebrio en el momento de ser detenido, razón que le habría llevado a intentar esconderse de una manera tan original. Algunas ciudades peruanas no dan abasto con la cantidad de cadáveres que está dejando el coronavirus y es habitual ver ataúdes en las calles esperando a ser recogidos.

Quejas de los ciudadanos

El alcalde de Tantará está siendo muy criticado por sus vecinos. El pasado 9 de mayo tuvo que acudir a una manifestación que se había organizado en el municipio para protestar por su desatención durante la pandemia. Además, los propios habitantes de esta localidad de los Andes centrales le habían acusado de haber escapado de la zona sin dejar rastro.

Según los vecinos, solo habría estado 8 días en Tantará de los 54 primeros con el estado de emergencia en vigor, aunque él asegura que sí estuvo allí y que solo salió para realizar diversas gestiones relacionadas con su cargo. Ahora, el vídeo en el que se le ve en el ataúd haciéndose pasar por un muerto por covid-19 puede acabar con su carrera política.

La noticia se ha hecho viral y su fotografía, facilitada por la Policía Nacional peruana, circula por todo el mundo. Los comentarios jocosos no faltan en las redes sociales y el más repetido es que «el alcalde no estaba muerto, estaba de parranda».

COMENTARIOS

WORDPRESS: 0